La tierra de diatomeas es el material que resulta de la fosilización de las algas unicelulares recubiertas con una cama de sílice. Estas algas se denominan Diatomitas y presentan un exoesqueleto de origen mineral (sílice).  

Este tipo de polvo insecticida es inocuo y al estar formado por algas fosilizadas lo convierte en un producto ecológico y natural y no es perjudicial para el medio ambiente.

Es efectivo para deshacernos de molestos insectos como cochinillas, moscas blancas, arañas… tanto en interior como en exterior. Aunque lo más común, es usar la tierra de diatomeas en plantas de exterior. La tierra de diatomeas, elimina más insectos que otro tipo de productos.

Este tipo de tierra tiene un componente como tratamiento fertilizante ya que también aporta nutrientes beneficiosos para el suelo de nuestras plantas.

El uso de este tipo de tierra blanca esta permitida como cultivo en agricultura y jardinería ecológica por su componente como hemos dicho de algas.

Es un insecticida en polvo ecológico para insectos que controla las plagas de efecto inmediato y no deja residuos tóxicos . Insectos como por ejemplo: el pulgón, la cochinilla, la araña roja, la mosca blanca, caracoles, babosas, hormigas, nematodos y orugas.

Para usarlo como plaguicida deberemos espolvorear el producto sobre las plantas afectadas y genera una película que actuará como preventivo. La dosis que hemos de utilizar es una mezcla de sustrato con diatomea en proporción de 40 o 50 gr por cada metro cuadro. Sin embargo, si vamos a realizarlo pulverizando el suelo, realizaremos la pulverización con 40 gramos por cada litro de agua.

Las tierras de diatomeas aportan micronutrientes al suelo como fósforo, nitrógeno y potasio. Ayudaremos a la mejora del suelo.

Veamos por tanto estas aplicaciones:

  • Fertilización del cultivo: esta tierra es biodegradable, respetuosa con el medio ambiente, reutilizable y regenerador del suelo, por lo que se emplea en la fertilización de la tierra de cultivo. Es el aditivo que falta en los abonos convencionales. La tierra de diatomea se compone de nitrógeno, fósforo y potasio. Es un buen fertilizante para poder desarrollar la planta de la mejor forma.
  • Control de plagas: es un estupendo insecticida y biocida, muy usado para controlar las plagas en los cultivos ya afectados. También se utiliza como tratamiento preventivo. Además de controlar las plagas del exterior, puede controlar las plagas del interior de nuestra casa. A diferencia de otros productos químicos que pueden ser nocivos si los ubicamos en el interior de nuestro hogar, este tipo de polvo natural no es perjudicial para la salud y con espolvorear por las zonas de paso de estos animalillos es suficiente. Por ejemplo: armarios, suelos de la nevera, ventanas…
  • Su propiedad reflectante la convierte en la protección perfecta contra el sol y las elevadas temperaturas. Si se pulveriza un poco de tierra de Diatomeas en la planta, ésta creará una capa fina que reflecte la luz del sol.
  • Protección del grano: cuando almacenamos las cosechas de grano, es muy posible que aparezcan plagas como la del escarabajo del trigo. Por ello, es aconsejable aportar un poco de esta tierra.
  • Desparasitación de animales: Para alejar a las garrapatas o pulgas que campan a sus anchas por nuestras mascotas o animales podemos diluir una cucharada de este componente en un litro de agua y aplicarlo sobre la piel del animal mientras le bañamos con agua y su champú. También podemos utilizarlo para eliminar los gusanos intestinales de nuestros animales mezclando el polvo blanco entre la comida de nuestros animales sin poner en riego su salud.
  • Previene enfermedades: Muchas de las plantas de las que hemos hablado al largo de nuestros artículos, podían padecer de diferentes enfermedades que le podían afectar y hacer que se murieran. La tierra de diatoma evita estas enfermedades gracias a sus propiedades fungicidas.
  • Desodorizante: La tierra de diatomeas absorbe gran cantidad de líquidos. Por ello, utilizarlo por ejemplo, en un arenero mantendrá la arena más tiempo limpia y sin desprender un desagradable olor al mismo tiempo que elimina también las bacterias que se pueden llegar a crear.

TIERRA DE DIATOMEAS 1KG

$600,00
Sin stock
TIERRA DE DIATOMEAS 1KG $600,00

La tierra de diatomeas es el material que resulta de la fosilización de las algas unicelulares recubiertas con una cama de sílice. Estas algas se denominan Diatomitas y presentan un exoesqueleto de origen mineral (sílice).  

Este tipo de polvo insecticida es inocuo y al estar formado por algas fosilizadas lo convierte en un producto ecológico y natural y no es perjudicial para el medio ambiente.

Es efectivo para deshacernos de molestos insectos como cochinillas, moscas blancas, arañas… tanto en interior como en exterior. Aunque lo más común, es usar la tierra de diatomeas en plantas de exterior. La tierra de diatomeas, elimina más insectos que otro tipo de productos.

Este tipo de tierra tiene un componente como tratamiento fertilizante ya que también aporta nutrientes beneficiosos para el suelo de nuestras plantas.

El uso de este tipo de tierra blanca esta permitida como cultivo en agricultura y jardinería ecológica por su componente como hemos dicho de algas.

Es un insecticida en polvo ecológico para insectos que controla las plagas de efecto inmediato y no deja residuos tóxicos . Insectos como por ejemplo: el pulgón, la cochinilla, la araña roja, la mosca blanca, caracoles, babosas, hormigas, nematodos y orugas.

Para usarlo como plaguicida deberemos espolvorear el producto sobre las plantas afectadas y genera una película que actuará como preventivo. La dosis que hemos de utilizar es una mezcla de sustrato con diatomea en proporción de 40 o 50 gr por cada metro cuadro. Sin embargo, si vamos a realizarlo pulverizando el suelo, realizaremos la pulverización con 40 gramos por cada litro de agua.

Las tierras de diatomeas aportan micronutrientes al suelo como fósforo, nitrógeno y potasio. Ayudaremos a la mejora del suelo.

Veamos por tanto estas aplicaciones:

  • Fertilización del cultivo: esta tierra es biodegradable, respetuosa con el medio ambiente, reutilizable y regenerador del suelo, por lo que se emplea en la fertilización de la tierra de cultivo. Es el aditivo que falta en los abonos convencionales. La tierra de diatomea se compone de nitrógeno, fósforo y potasio. Es un buen fertilizante para poder desarrollar la planta de la mejor forma.
  • Control de plagas: es un estupendo insecticida y biocida, muy usado para controlar las plagas en los cultivos ya afectados. También se utiliza como tratamiento preventivo. Además de controlar las plagas del exterior, puede controlar las plagas del interior de nuestra casa. A diferencia de otros productos químicos que pueden ser nocivos si los ubicamos en el interior de nuestro hogar, este tipo de polvo natural no es perjudicial para la salud y con espolvorear por las zonas de paso de estos animalillos es suficiente. Por ejemplo: armarios, suelos de la nevera, ventanas…
  • Su propiedad reflectante la convierte en la protección perfecta contra el sol y las elevadas temperaturas. Si se pulveriza un poco de tierra de Diatomeas en la planta, ésta creará una capa fina que reflecte la luz del sol.
  • Protección del grano: cuando almacenamos las cosechas de grano, es muy posible que aparezcan plagas como la del escarabajo del trigo. Por ello, es aconsejable aportar un poco de esta tierra.
  • Desparasitación de animales: Para alejar a las garrapatas o pulgas que campan a sus anchas por nuestras mascotas o animales podemos diluir una cucharada de este componente en un litro de agua y aplicarlo sobre la piel del animal mientras le bañamos con agua y su champú. También podemos utilizarlo para eliminar los gusanos intestinales de nuestros animales mezclando el polvo blanco entre la comida de nuestros animales sin poner en riego su salud.
  • Previene enfermedades: Muchas de las plantas de las que hemos hablado al largo de nuestros artículos, podían padecer de diferentes enfermedades que le podían afectar y hacer que se murieran. La tierra de diatoma evita estas enfermedades gracias a sus propiedades fungicidas.
  • Desodorizante: La tierra de diatomeas absorbe gran cantidad de líquidos. Por ello, utilizarlo por ejemplo, en un arenero mantendrá la arena más tiempo limpia y sin desprender un desagradable olor al mismo tiempo que elimina también las bacterias que se pueden llegar a crear.